¿Cómo prestar dinero?


Con todo este revuelo que generó el documental de Netflix “El estafador de Tinder”, surge la pregunta: ¿qué hacer cuando me piden dinero prestado?


Spoiler Alert! Probablemente algunas de las recomendaciones no te van a gustar, pero si te van a evitar muchos dolores de cabeza.

Autor del meme: Cooltura Financiera

No eres una institución de crédito

Lo primero que te diría es no te metas en problemas innecesarios, no eres una institución de crédito, por lo tanto no tienes el capital para estos fines, ni experiencia para recuperarlo. Gran parte de los problemas se pueden resolver diciendo un simple: NO. Adórnalo como quieras, pero aprende a decir “no” y verás que no pasa nada. Ahora bien, si al negarle el crédito se siente ofendida la persona, insinúa que es tu obligación ayudarle o cualquier cosa que te haga sentir mal; ya te da una buena idea por lo que vas a pasar si osas pedirle el pago del dinero que le prestaste.

Quieres evitar problemas de cobranza

La mejor manera de evitar problemas de cobranza es no cobrando. Pareciera muy tonto esto, pero si en efecto quieres evitar apegos emocionales con ese dinero o romper relaciones de familia o amistad no les cobres. Pero entonces dirás: “Leví, estás loco, no quiero perder ese dinero” y estás en lo correcto; entonces no prestes dinero que no estés dispuesto a perder. Cuando des el dinero del préstamo acompáñalo con un mensaje por escrito, que diga: “regrésamelo cuando quieras y si quieres”. Si la cantidad de dinero que vas a dar no puede ser acompañada de esta leyenda, entonces no te metas en problemas. Verifica cuál es la cantidad de dinero que estás dispuesto a regalar sin que te cause inconveniente ni incomodidad que no te lo paguen. Así te desvinculas de ese dinero emocionalmente y puedes ver a al persona sin atadura alguna. También aquí podrás verificar a quién le puedes prestar más dinero si te vuelven a pedir.

Protege tu dinero

Suponiendo que los escenarios anteriores no te sirven, entonces protégete. Eso hacen las casas de empeño, prestan a gente a la cual no le tienen mucha confianza de que se los vaya a pagar de vuelta y les piden un garantía de pago. Que te dejen algo para garantizar el pago y así quedas tranquilo en caso de incumplimiento. Ahora, si tampoco tienen para garantizar el futuro pago, ya te das idea de cómo va a ser la cobranza.

Pero la manera más fácil es aprender a decir que no, entenderás que no sucede realmente nada malo cuando a alguien le niegas ayuda financiera. Una regla fundamental es jamás pedir prestado para prestar, esa sería el mayor atentado contra tus finanzas. Mantén tus finanzas sanas y protegidas y no te intentes resolver problemas que no son tuyos.



Por ultimo, jamás se debe de prestar una tarjeta de crédito para que otra persona la use. nunca se hace esto. Te puedes puedes llevar unas sorpresas muy desagradables.

75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo