Suicidando al Godinez  

by Investto

Todos los derechos reservados 2018

          +52 1 55 6517 3658

hola @suicidandoalgodinez.com

 Reforma 342, piso 19, Col. Juárez, Del.        Cuauhtémoc, Ciudad de México, 06600

1/10/2019

Please reload

POSTS RECIENTES: 

Comiendo una ballena

07/01/2019

Cada inicio de año es un buen momento para hacer propósitos, aunque es sólo un ciclo y este lo puedes empezar cuando realmente quieras. Como breviario cultural yo celebro año nuevo cada 8 de de diciembre (otra historia que luego les cuento). Sucede que siempre con los ciclos queremos mejorar lo ya hecho y empezar de nuevo, tratar de enmendar nuestros errores o simplemente  buscar convertirnos en esa mejor versión de nosotros mismo. 

 

El problema es que también es muy común que la mayoría se queda a la mitad del camino, a la mitad del ejercicio, en asistir dos semanas al gym de los doce meses que pagan, en aumentar la deuda en lugar de reducirla, no acabar la escuela o mejorar de trabajo. Y justo esa sensación de no haber alcanzado las cosas y de quedarse a la mitad es extremadamente frustraste. 

 

Esto es tan parecido como alguien que quiere comerse una ballena, una tarea imposible para una sola persona pareciera. Pero de hecho sí nos podemos comer una ballena, el secreto está en decidir por dónde empezar y sobre todo estar consiente que nos la vamos a comer a pedacitos. Si intentamos comérnosla de un solo bocado entonces vamos a morir en el intento, pero si lo hacemos de bocado en bocado lo podremos lograr. Así que aquí van los 5 tips para alcanzar las metas:

 

  1. Escoge tu ballena. Antes de comernos la ballena debemos de escogerla. Nos acabamos una y luego seguimos con la otro. En otras palabras: pocos objetivos claros y conciso, ya que hayan sido alcanzados nos seguimos con lo demás.

     

     

  2. Partir la ballena. Todo gran proyecto se ve imposible hasta que se parte en varias partes, así igual tienes que subdividir tus objetivos 

  3. Escoger dónde darás la primer mordida. Parálisis por análisis llega a ser uno de los peores errores que podemos cometer. Es siempre bueno saber qué es lo que haremos, pero date permiso de no tener las cosas en control, permítete aventarte un poco al vacío. Así que no postergues demasiado la decisión de empezar y simplemente indica. 

  4. No permitas que se eche a perder la ballena. Está bien que hay que ir poco a poco, pero tampoco te sientes esperando que las cosas simplemente pasen. Si no pones una fecha clara de inicio y de término jamás lo vas a terminar. Así que es fundamental que pongas límite a tus proyectos, esto te ayudará a en efecto concretarlos. 

  5. No te la vas a terminar de un bocado. Recuerda que todo proyecto que valga la pena no será de la noche a la mañana, hay que irlo construyendo paso a paso (no necesariamente poco a poco). Pero si va a requerir un tiempo, no será creación espontánea. Así que no te desanimes y tú sólo continúa haca tu meta. 

 

Así que sólo recuerda, ¿cómo nos comemos una ballena? A pedacitos

 

 

Leví Alvarado 

 

 

 

Please reload