Suicidando al Godinez  

by Investto

Todos los derechos reservados 2018

          +52 1 55 6517 3658

hola @suicidandoalgodinez.com

 Reforma 342, piso 19, Col. Juárez, Del.        Cuauhtémoc, Ciudad de México, 06600

1/10/2019

Please reload

POSTS RECIENTES: 

Un amante llamado dinero

10/01/2019

Jamás se debería de relacionar el dinero con amor, de hecho hasta pecado es poner ambos conceptos en una misma oración. “El dinero es la raíz de todos los males”, “el dinero no trae la felicidad”, “el dinero cambia a la gente”, “prefiero ser pobre pero honrado, o pobre y feliz o pobre y en paz”. 

 

Pero que sarta de incoherencias son todas esas. ¿Cómo puede ser algo que usamos todos los días tan sucio? Es más, algo por lo que nuestra vida gire en torno sea tan malo. Creo yo que el principal problema que tenemos con el dinero es que no somos honesto con nuestra relación con él. Justo se trata al dinero como ese amante que a toda costa tratas de dejar en lo oculto, en lo oscuro, que nadie se entere que existe; pero al mismo tiempo quieres que pasen tiempo juntos y que te quiera y esperas no se termine. 

 

Que desgaste es creer que por lo que tanto trabajas y te esfuerces sea algo malo. Pues déjame decirte que el dinero no es malo, ni sucio, ni el origen del mal. Resulta que el dinero es completamente neutral. Así como lo oyes, no es bueno, ni malo; es totalmente neutro. Somos nosotros quien le da el peso y valor al dinero y es por esto que nos causa tanto conflicto. El dinero vale lo que nosotros queremos que valga y claro que es importante en la vida del ser humano porque es un gran reflejo de todas nuestras emociones. 

 

El dinero no es la raíz de todos los males, pero tampoco pretendas que el dinero compense falta de amor, cariño o respeto. El dinero es muy bueno en todo lo tangible, pero si no se sabe usar adecuadamente queda corto en lo intangible. El dinero compensa lo que puede ser comprado, pero si hay carencia de amor, compromiso, respeto; poco probable que el dinero funcione. 

 

El dinero no es la felicidad tampoco, pero si compra momentos de felicidad. Cuando se usa el dinero para ser invertido en las cosas y persones que nos traen alegría, pero por supuesto que compras felicidad. Ir a un restaurante, al cine, de vacaciones o simplemente comprar una paleta en la calle lo que hace es comprar breves instantes de felicidad, la suma de todos estos nos trae mayores recompensas; entonces el dinero si compra felicidad. 

 

¿El dinero cambia a la gente? Pero claro que no. Simplemente es un amplificado de lo que ya son. Si la gente es agradable y decente créeme que lo será más si tiene dinero; en cambio si es un ser deleznable siendo pobre, como rico ni te quiero contar. La gente no cambia, simplemente demuestra su verdadera naturaleza. 

 

Prefiero ser pobre… bueno, ahí me detengo. ¿De cuándo acá ser pobre es un orgullo? ¿Por qué para ser feliz, honrado o estar en paz necesitas ser pobre? Esa es una enorme mentira que se viene diciendo desde hace siglos. No hay valía en ser pobre, no hay orgullo y mucho menos utilidad. El ser pobre te quita recursos y posibilidades, así que nada de preferir ser pobre - ¡No, gracias!

 

Así que ha dejar de ver al dinero como ese amante que te da pena que te vean con él. Enorgullécete del dinero que tienes, crécelo, habla de él y no temas incrementarlo. El dinero es nuestro, es sólo una herramienta, así que úsala a tu favor. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload