Suicidando al Godinez  

by Investto

Todos los derechos reservados 2018

          +52 1 55 6517 3658

hola @suicidandoalgodinez.com

 Reforma 342, piso 19, Col. Juárez, Del.        Cuauhtémoc, Ciudad de México, 06600

1/10/2019

Please reload

POSTS RECIENTES: 

Como haces una cosa, haces todo

11/02/2019

 

Dice un proverbio: “Como haces una cosa, lo haces todo”. Y que fuerte es pensar esto, porque entonces así se explicaría porqué estamos donde estamos. Pero, ¿por qué sucede esto? Nuestra menta está diseñada para ser lo más eficiente en el uso de nuestra energía, pero también busca a toda costa perder la menor cantidad de ella durante día. En esta mezcla de objetivos lo que hace es automatizar la mayor cantidad de actividades, en otras palabras: crea hábitos. 

 

 

Los hábitos no son otra cosa mas que tu cuerpo y mente siendo increíblemente eficiente y ayudándote a hacer todo lo que haces constantemente de la mejor manera. Es como un software que busca cuáles son tus acciones constates y repetitivas y lo pone en automático para que ya no pienses en hacerlas, sino simplemente se ejecuten.  El problema viene cuando no necesariamente esos hábitos nos llevan a nuestros objetivos y aquí es donde viene el verdadero problema: cambiar de hábitos. 

 

 

Porque hemos hecho algo tantas veces y está tan automatizado que ni si quiera nos damos cuenta que lo hacemos y estamos en piloto automático gran parte del día, con muchas de nuestras actividades. Cuando hacemos un alto en el camino y vemos que no estamos avanzando hacia dónde queremos o alcanzando eso que anhelamos principalmente es por los malos hábitos que tenemos. 

 

Somos el resultado de las acciones que realizamos día a día, aquí se entiende que el éxito no es algo que llega de repente, sino es la suma de todas las acciones. Somos un reflejo de nuestra pasado, y estamos donde debemos estar. Lo que hacemos día a día nos lleva al lugar donde nos encontramos en este momento, no podemos culpar a nadie ni a nada; nosotros lo escogimos: consciente o inconscientemente. 

 

Entonces, ¿qué podemos hacer? 

 

  1. Pues antes que nada debemos de definir a dónde queremos llegar y eso nos va a trazar la ruta que debemos tomar. Es como todo mapa, si no sabes a donde vas es imposible hacer un mapa.

  2. Ya que haya mayor claridad de hacia donde nos dirigimos ahora hay que definir qué hábitos nos están alejando de nuestros objetivos

  3. Haber definido el punto pasado ya representa un reto como tal; porque como hay tantas cosas que hacemos en automático, ni si quiera nos damos cuenta que algo mal. Pero si lograste identificar hábitos que te están alejando de donde quieres llegar ahora es tiempo de empezar a desmenuzarlos. Saber qué los detona y sobre todo, con qué nuevo hábito lo vas a cambiar. Los hábitos no se pueden quitar, lo que si puedes hacer es sustituirlos por lo que en efecto quieres. 

 

El cambiar hábitos no es nada fácil por lo que te comentaba al principio, tu cerebro quiere que seas lo más eficiente en el ahorro de energía y resulta que cambiar un hábito es una de las cosas que más consume energía. Así que tu cerebro y tu cuerpo trabajarán en conjunto para que eso no suceda. Es por eso que cuando quieres hacer un gran cambio en tu vida te llega la vocecita: “el lunes”, “¿Ahorita? Ya es tarde”, “La última y mañana ya lo dejo”, y así. Encontrarás mil pretextos para no hacer las cosas y un millón que te van a desmotivar. Pero es simplemente tu “yo” interno protegiéndote a toda costa de un pérdida de energía, desde su punto de vista, innecesaria. 

 

Empieza poco a poco y sobre todo un plan. Porque de la manera que haces esas pequeñas cosas, harás todo. 

 

 

 

Por: Leví Alvarado 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload