Suicidando al Godinez  

by Investto

Todos los derechos reservados 2018

          +52 1 55 6517 3658

hola @suicidandoalgodinez.com

 Reforma 342, piso 19, Col. Juárez, Del.        Cuauhtémoc, Ciudad de México, 06600

1/10/2019

Please reload

POSTS RECIENTES: 

Finanzas para emprendedores

13/02/2019

La gran mayoría de emprendedores inicia con muchas carencias y una de las principales es su conocimiento de finanzas. Al no saber qué son finanzas llega a confundir finanzas personales de corporativas.

 

 

Definimos a las finanzas personales como aquellas que están enfocadas en nosotros y la manera en que gastamos. Finanzas corporativas van enfocadas a cómo generamos dinero. 

 

Esta pequeña diferencia es lo que detona el que llevemos buenas finanzas o seamos una tragedia con ellas. Lo primero que debemos hacer es dividirlas cuando somos emprendedores. Cuando iniciamos con nuestro emprendimiento lo que hacemos es mezclar ambas finanzas y no le ponemos un límite. Se cumple entonces la Ley de Parkinson que dice: “entre más ganamos, más gastamos”

 

Si no le ponemos un límite a nuestros gastos va a ser insostenible el negocio, porque no sabremos cuánto ganamos nosotros y cuánto gana el negocio. Al dividir vamos a permitir que nuestro negocio crezca y podemos alimentarlo correctamente. 

 

Debes hacer unas cosas para lograr dividir correctamente las cuentas:

  1. Ponte un sueldo. Determina una cantidad lógica que ganes mensualmente y no importa qué es lo que hagas siempre vas a ganar lo mismo.

  2. Vive por adelantado. Es decir, no estés esperanzada a la siguiente venta. Resulta que todos los clientes huelen el miedo y saben cuando les vendes porque no vas a comer; evita al máximo esto y ten tu fondo de emergencia. 

  3. Invierte en el negocio. Cambia tu mentalidad a una de largo plazo: cómo atraer más clientes, cómo vender más, cómo tenerlos contentos. Debes de pensar que el dinero que se coloque en el negocio se debe de multiplicar.

  4. Ten claro tu contabilidad. Aprende a llevar cuánto estás invirtiendo y cuánto estás ganando. 

 

Hay que saber que un tipo de dinero es el que tiene que ir para gastarse (que es el más atractivo) y otro para crecerse. Por eso las contabilidades debe de llevarse de manera distinta y no se pueden mezclar. 

 

 

Así que esfuérzate en dividir tus gastos personales de los de la empresa.

 

 

Please reload