Suicidando al Godinez  

by Investto

Todos los derechos reservados 2018

          +52 1 55 6517 3658

hola @suicidandoalgodinez.com

 Reforma 342, piso 19, Col. Juárez, Del.        Cuauhtémoc, Ciudad de México, 06600

1/10/2019

Please reload

POSTS RECIENTES: 

En paz con el SAT

22/08/2019

Pagar impuestos es algo que culturalmente tenemos arraigado como un mal a evitar a toda costa y la creencia es que entre menos visible seas ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) mejor. Pero el pagar impuestos hay que verlo primero como una obligación ineludible y segundo como una manera para obtener mejores clientes. De hecho, investigando un poco más en el tema se puede pagar menos impuestos de manera legal. Si estás iniciando tu negocio te animo a no temer este tema y al contrario usarlo a tu favor, ya que si entiendes las dinámicas correctas no sólo evitas problemas con la autoridad, sino que también ayudarás a mejorar tu propio negocio.

 

 

Hay beneficios muy claros de estar dados de alta en el SAT y debe ser uno de los primeros pasos para iniciar un negocio.

 

  1. Ganarás más negocios. Al no estar dado de alta en el SAT evitarás que puedas hacer negocios sustanciales, ya que muchas empresas sólo te contratarán si pueden justificar el gasto. Tal vez te ahorres un poco si no te das de alta en el SAT pero estás dejando pasar muchas oportunidades y al final te estarás quedando con menos dinero. No temas acercarte al SAT y facturar de manera correcta tus productos o servicios; eso te abrirá muchas puertas. Mientras no cuentes con tu Registro Federal de Contribuyente (RFC) no podrás ser una empresa seria. Aquí te enfrentas a esa encrucijada de quedarte como un changarro sin posibilidades de crecimiento o plantear las bases para ser un negocio exitoso.

 

  1. Acceso a crédito. Ya que tienes claro cómo funciona tu negocio, los ciclos de ventas y las necesidades reales de crecimiento es recomendable pedir un crédito para expandir la empresa. Un crédito empresarial tiene mejor tasa de interés que uno personal pero sólo se puede otorgar si estás dado de alta en el SAT. Donde ya haya un historial de ganancias constantes de tu empresa. Asimismo, si quieres accesar a fondos gubernamentales de fomento a PYMES o emprendedores será una condición que estés dado de alta. También entre más rápido lo hagas mejor, muchos créditos están condicionado a que le empresa ya lleve un tiempo de operación. Otro tipo de crédito sería para uso de activos como rentar computadoras o autos y todo esto lo vas a logar estando dado el alta ante el SAT.

 

  1. Mejorará tu contabilidad. Al tener que hacer declaración de impuestos te obligará a poner atención en tus ingresos y gastos. Pareciera que esto es añadir más carga a tu ya apretada agenda, pero esto es bueno. Muchos negocios llegan a quebrar por no poner atención en su contabilidad. Aunque tu área de conocimiento no sea esta es importante que no descuides esta parte. Mantener en orden tu contabilidad aumentará las probabilidades que tu negocio perdure porque sabrás a qué ponerle atención en tu estrategia de negocio y si hay algún foco rojo podrás distinguirlo a tiempo antes que afecte a tu negocio. Auxíliate de especialistas en la materia porque no sólo es llevar un puntual registro de todas las transacciones económicas que tenga tu empresa; sino de diseñar estrategias fiscales para que hagas uso de todo lo que la

     

    te permite.

 

  1. Generas confianza. Al cumplir con las regulaciones te permite dar una buena apariencia ante tus clientes. El ser una persona (física o moral) que cumpla con tus obligaciones fiscales aumenta las probabilidades que seas igual con tus demás compromisos. Se ve que entonces no eres alguien improvisado y se te puede dar de alto como proveedor de servicios.

 

  1. Evita riesgos. Si bien es decisión de cada uno cuándo iniciarlo, si es una obligación de todas las personas que reciban un ingreso reportarlo y pagar el respectivo impuesto por ello. Si no estás dado de alta estás trabajando en la informalidad.

 

Los temas fiscales pueden dar miedo debido a su complejidad, pero no temas aprender de ellos. Es algo ineludible para el crecimiento de tu negocio, así que entre más rápido inicies será mejor. Como persona moral o persona física con actividad empresarial tienes un basta abanico de posibilidades de deducciones, pero estas se tienen que planear de manera adecuada. Entonces la manera en que gastes irá pensando en cómo optimizar tus recursos de la mejor manera. Estar en paz con el SAT es algo que como empresarios debemos de buscar, hay muchas maneras de hacerlo y entre mejor lo hagamos traerá mayor salud a nuestra empresa. Inicia tu negocio de la mejor manera, con un buen plan de negocios, orden contable y una estrategia fiscal.

 

En los siguientes artículos estaremos hablando del paso a paso para darte de alta ante el SAT y qué régimen te conviene más de acuerdo con tu actividad.

 

 

Leví Avlaraod 

 

Please reload